Loading...

Terrier Irlandés

 

Ficha técnica Terrier Irlandés
  • Vitalidad
  • Ladrador
  • Relación con niños
  • Relación con perros
  • Instinto de vigilancia
  • Inst. de protección
  • Cap. de aprendizaje
  • Necesidad ejercicio
3

Resumen

El Terrier Irlandés como su propio nombre indica es una raza de perro originaria de Irlanda. Su tamaño es mediano cuyo peso oscila entre los 10 y 12 kilos. Su esperanza media de vida se sitúa entorno a los 10- 12 años.

Clasificación técnica

  • Clasificación FCI
    • Grupo 3, Terriers. Terriers de talla grande y mediana.
  • Clasificación AKC
    • Grupo 4, Terriers.

 

Descripción de la Raza Terrier Irlandés

Es un perro de tamaño mediano, con cuerpo estilizado, de patas altas con cabeza alargada y cejas y bigotes peludos. Tiene las orejas pequeñas, triangulares y dobladas hacia delante.

En cuanto al color del pelo en general suelen ser de color canela o marrón, aunque algunos lo combinan con el lomo de color negro o una mancha blanca en el pecho.

Es un perro versátil disponible para la caza en madriguera de animales no deseados, para la custodia y defensa del pastoreo de ovejas e incluso de la casa. También fue adiestrado como perro policía en Reino Unido y Francia.

Es un perro muy resistente y vivaz muy valorado hoy en día por su capacidad de trabajo, con buen temperamento, inteligente y obediente. Su tamaño está entre mediano y grande, su altura a la cruz ronda de los 42 a los 46 cm siendo algo inferior en las hembras siempre.

Su peso ronda de los 10 a los 12 kg, también algo inferior en las hembras. Tiene un cuerpo simétrico, no muy largo ni muy corto, acorde a su altura. Su cabeza es fina y larga, y el cráneo es estrecho, aplanado entre las orejas.

Su hocico es también estrecho con mejillas prominentes y labios negros en la parte externa. La trufa también es negra siempre.

Sus ojos son pequeños, con una expresión muy vivaz pero no saltones y siempre oscuros. Las orejas también son pequeñas, implantadas en el cráneo y triangulares que caen hacia delante. Su pecho es profundo y musculoso con las costillas inclinadas hacia detrás.

Su fuerte espalda y recta combinan con sus miembros anteriores también muy rectos, con hombros largos inclinados hacia la parte trasera. Sus miembros posteriores son fuertes y musculosos, con muslos potentes aunque sus pies son pequeños pero fuertes.

La cola es de inserción alta, y la lleva bastante elevada, podemos observar ejemplares con la cola amputada, aunque cada vez son menos los países en los que se permite.  Su color es uniforme, por norma general en tonos rojizos, leonados rojizos, o amarillo rojiza, aunque hay ejemplares con mancha blanca delimitada en el pecho.

Su origen como bien se indica en su nombre es irlandés. Es un perro inquieto, muy activo y muy enérgico, necesita mucha actividad física sobretodo al aire libre, le gustan los juegos, aventuras y actividades en familia. Es un perro inquieto, inteligente y de carácter fuerte, pero es fácil de adiestrar y socializar porque es obediente muy amigable y leal a su dueño.

Le encanta la vida en familia, los niños, se adapta bien a vivir en cualquier tipo de vivienda siempre que se le permita hacer el ejercicio físico que necesita. Tolera bien otras mascotas perrunas, pero puede comportamientos raros con otras especies como roedores, etc.

Es un perro muy versátil, utilizado como perro de compañía, perro de guarda o de caza,  si quieres saber más sobre su historia, carácter, comportamiento y cuidados sigue leyendo, donde te informaremos de todo lo que debes saber antes de elegir un Terrier Irlandés como compañero de vida.

 

Historia y Origen del Terrier Irlandés

Esta raza se originó en Irlanda de Sur y aunque no existen registros específicos se piensa que es el terrier más antiguo ya que en pinturas del Siglo XVIII aparecen perros similares. Tampoco se conoce con exactitud cuales fueron las razas originarias que dieron lugar a este Terrier pero se especula que fueron los Terriers negro y fuego, Kerry blue terrier y Terrier escocés.

La raza fue presentada por primera vez en Glasgow en 1879, en cuya fecha también se fundó en Dublín el primer club del  Irish Terrier. A partir de entonces tuvo un gran apogeo, luego llegó una época de abandono entre las décadas de 1920 y 1930 y posteriormente recuperó popularidad en Irlanda y Gran Bretaña.

Más tarde, en tiempos de guerra, fue utilizado como un perro cobrador y mensajero y de caza y rastreo.

 

Carácter y Comportamiento de los Terrier Irlandeses

Es un perro valiente y temerario ante el peligro. En el pasado fue renombrado por los cazadores como pequeño diablo temerario “Daredevil”, esta denominación se debe a que cuando atacaba lo hacía con la cabeza agachada sin importarle el tamaño de su adversario.

Además, debido a su temperamento territorial, podría llevar a cabo el papel de perro protector, a pesar de no ser muy grande.

Es audaz, alegre, resistente y lleno de energía, siempre esta disponible y preparado para la acción y la aventura. Es muy fiel a su amo, cariñoso con la familia y paciente con los niños.

Como todo terrier no se lleva bien con mascotas no tradicionales como hámster, cobayas, ardillas, conejos, incluso con los gatos, se deberá tener cuidado si los vecinos tienen mascotas de este tipo.

 

Cuidados y Salud con respecto al Terrier Irlandés

El terrier irlandés tiende a ser un perro muy saludable y no presenta problemas de salud específicos de la raza. Sin embargo, debido a su propensión a la actividad física y su gran coraje, puede presentar lesiones o rasguños ocasionalmente. Bien es cierto que ocasionalmente se presentan cálculos renales en estos perros.

Esta raza además necesita practicar mucho ejercicio, por lo que si eres una persona sedentaria este no es tu perro ideal. El terrier irlandés es un buen compañero de caminatas y trote, así que esas dos actividades pueden ayudar a canalizar su energía. En ocasiones durante los paseos se puede mostrar un tanto peleón con animales de su especie por lo que su educación ha de ser constante y llena de seriedad y firmeza pero siempre con cariño.

Se lleva bien con los niños por lo que si va a formar parte de una familia con niños deberemos educarle para que sepa como tratarles, pero al igual marcaremos pautas de respeto y cuidado hacia los animales por parte de los niños.

Posee un pelaje un poco áspero que requiere de cortes regulares. El baño ha de ser regular y las orejas deben limpiarse a menudo para evitar posibles infecciones, es importante secarle correctamente sobretodo las orejas, ya que el agua acumulada puede ocasionar infecciones y otitis.

Deja un comentario