San Bernardo

San Bernardo

Ficha técnica San Bernardo
  • Vitalidad
  • Ladrador
  • Instinto de vigilancia
  • Inst. de protección
  • Relación con niños
  • Relación con perros
  • Cap. de aprendizaje
  • Necesidad ejercicio
3

Resumen

El San Bernardo es una raza de perro originaria de Suiza. Su tamaño muy grande con un peso que suele oscilar entre los 60 y 90 kilos. Su esperanza de vida media se sitúa entorno a los 10 años.

 

Clasificación técnica

  • Clasificación FCI
    • Grupo 2, Perros tipo pinscher y schnauzer molosoides y perros tipo montaña y boyeros suizos.
  • Clasificación AKC
    • Grupo 3, Perros de trabajo.

 

Descripción de la Raza San Bernardo

Al hablar del San Bernardo, quizás nos venga a la cabeza aquel perro grande y bonachón. La verdad es que es un perro de tamaño gigante pero para aquellas personas que dispongan de espacio en el hogar donde mantener a uno de estos perros gigantes, hay que decir que el San Bernardo es una excelente mascota.

Es un perro muy noble un poco manso y muy fiel y leal a su dueño, se lleva especialmente bien con los niños de la casa, incluso con otras mascotas, es muy tranquilo y poco introvertido.

Posee una cabeza maciza y fuerte con hocico corto, con ojos redondos y oscuros, con cuello normalmente con una papada característica. Las orejas son grandes y cuelgan a ambos lados de las mejillas. Posee una cola larga, ancha y puntiaguda, siendo un poco más fina en su tramo final.

Con respecto al pelaje, existen dos variedades, la variedad de pelo corto y la de pelo largo. Los colores son el marrón-rojizo, el rojizo atigrado y el marrón anaranjado, estos tres colores siempre se combinan con el blanco.

 

Historia y Origen del San Bernardo

El San Bernardo es una raza originaria de los Alpes suizos y del norte de Italia. Es el perro boyero más famoso junto con el mastín del Pirineo. Desciende del extinto mastín de los Alpes, que se mezcló con otras razas como el dogo del Tíbet, el terranova y el gran danés.

Entre los siglos XV y XVI en algún momento llegó al hospicio de San Bernardo (Alpes Suizos) y fueron adoptados por los monjes, lugar donde se hicieron famosos rescatando a escaladores y peregrinos extraviados. Fue adiestrado para el salvamento de montañeros extraviado, aunque los San Bernardos actuales tienen poco que ver con el antiguo de salvamento y son cada vez más grandes y macizos.

Su gran fama quizás se debe a una leyenda iniciada presumiblemente a fines de 1860, que da cuenta del heroico rescate de 40 viajeros perdidos, hasta que el último de ellos lo confunde con un lobo y lo mata. Aunque esta historia no es verídica, ha sido reproducida por decenas de libros y revistas, contribuyendo a acrecentar notablemente la fama de los San Bernardo.

 

Carácter y Comportamiento de los San Bernardos

El San Bernardo como indica su apariencia es un perro bonachón, tranquilo y pacífico.

Es un perro muy leal y afectuoso con su dueño, la familia y especialmente con los niños por los que siente adoración comportándose siempre de manera excepcional.

Aparenta quizás ser un poco manso pero posee un ligero instinto de protección intentando siempre salvaguardar a las personas que conviven en el hogar.

Una característica importante es que el San Bernardo cuenta con un fabuloso sentido del olfato, gracias a esta habilidad es gran reconocido como perro de rescate.

 

Cuidados y Salud con respecto al San Bernardo

Es un perro que necesita cuidado especialmente en la cara, ojos y párpados y con su pelaje, en especial en la variedad de pelo largo.

Es conveniente que haga algo de ejercicio pero sin excederse debido a su propensión a padecer torsión de estómago y que disponga en el hogar de espacio amplio para moverse debido a su gran tamaño.

Hay que evitar especialmente durante su crecimiento que desarrolle sobrepeso, puesto que ello puede agravar su tendencia a mostrar problemas de displasia de cadera y de codo.

Debido a su pelaje y a su tamaño hay que estar atentos en evitar lugares cerrados o poco ventilados en los que haga bastante calor puesto que ello puede provocarles un golpe de calor, incluso a los de pelo corto.

Hace falta especial atención cuando se le suministre cualquier tipo de sedante o similar ya que suelen tener en algunos casos una cardiomiopatía dilatada no diagnosticada, lo cual podría tener consecuencias fatales para los mismos.

 

¿Qué necesita el San Bernardo?

El San Bernardo es un perro de grandes dimensiones que no se adapta a vivir en una vivienda pequeña, debe vivir en una casa de campo en la que posea un lugar amplio al exterior para moverse y ejercitarse. Es importante que evitemos zonas muy cálidas para la residencia de un San Bernardo porque por su pelaje, no se adapta bien a las zonas de calor.

Es importante cuidar su alimentación y saber que los gastos de manutención de este tipo de perros son elevados ya que comen mucho debido a su tamaño y a sus necesidades y desgaste físico. Debemos tenerlo en cuenta y en el caso de no disponer de presupuesto suficiente, optar por una raza de tamaño menor.

Es importante también dedicar tiempo al cuidado de la piel del San Bernardo, sobre todo la cara, donde los pliegues pueden ser zonas en las que se hagan irritaciones o infecciones por permanecer húmedas. Además es importante el cepillado del pelo, y así evitaremos la caída masiva. Deberemos cepillarlos al menos 2 veces a la semana y procurar no lavarles en exceso.

Es un perro que se lleva especialmente bien con los niños, tiene una paciencia inmensa pero debemos educar a los niños en valores como el respeto y cuidado hacia los animales, para evitar que les molesten en exceso.

Es importante que haga ejercicio, largas caminatas, juegos, etc, para evitar que desarrolle sobrepeso u obesidad, ambos problemas aumentan la predisposición a sufrir otras enfermedades como la displasia. La dieta debe estar controlada y distribuida en al menos dos tomas, es recomendable utilizar pienso seco para este tipo de perros ya que se trata de un alimento que posee todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.