Pointer Alemán – Braco Alemán

Pointer Alemán

Ficha técnica Pointer Alemán
  • Vitalidad
  • Ladrador
  • Instinto de vigilancia
  • Inst. de protección
  • Relación con niños
  • Relación con perros
  • Cap. de aprendizaje
  • Necesidad ejercicio
3.3

Resumen

El Pointer Alemán como su propio nombre indica es una raza de perro originaria de Alemania. Su tamaño es mediano cuyo peso oscila entre los 24 y 32 kilos. Su esperanza media de vida se sitúa entorno a los 12 años.

Clasificación técnica

  • Clasificación FCI
    • Grupo 7, Perros de muestra, Perros de muestra continentales.
  • Clasificación AKC
    • Grupo 1, Perros de muestra.

 

Descripción de la Raza Pointer alemán

Este perro conocido también con el nombre de Braco Alemán, es un auténtico perro de caza y rastreador, pero también una mascota muy fiel.

Posee  un olfato espectacular es capaz de seguir el rastro de cualquier presa incluso sin luz.

Es un perro muy elegante que necesita hacer ejercicio de forma constante, posee la vitalidad de un trabajador incansable, aunque es una excepcional mascota de compañía, este perro esta destinado para vivir en el campo.

Normalmente de color castaño rojizo oscuro, más bien algo parecido al color hígado, combinado con blanco. También pueden ser de color marrón con unas pequeñas manchas blanquitas e incluso los hay de color negros y blancos.

Posee una cabeza de longitud y grosor proporcionado con su cuerpo. Con ojos un poco almendrados de color marrón, con orejas de inserción alta, suaves, un poco grandes y caídas sobre las mejillas. Posee una  constitución armoniosa y cuerpo musculoso y elegante. El pelo es corto, duro y áspero, aunque más suave en las orejas y cabeza.

 

Historia y Origen del Pointer alemán

Los ancestros del Pointer Alemán provienen de los perros que, en el siglo XVI, los alemanes utilizaban para la muestra. Hacia el siglo XIX, la caza ya no era una cosa sólo de la élite, y los pequeños propietarios rurales necesitaban un perro de caza con buen olfato, que fuera buen rastreador y que recogiera las piezas tanto del agua como de la tierra, por ello se encargaron de desarrollar un perro polivalente. Se sirvieron del cruce de el Old Spanish Pointer, el perro de San Humberto, el Foxhound y el English Pointer para dar lugar al que conocemos hoy como Pointer o Braco Alemán.

 

Carácter y Comportamiento de los Pointer alemanes

Es un perro muy inteligente, con mucha energía y con mucho deseo de complacer. Es cariñoso y fiel con su amo, pero desconfiado ante los desconocidos.

Es un perfecto compañero de juego para los niños ya que tiende a ser muy paciente con ellos y a protegerlos. Si se cría junto a otras mascotas desde cachorro, tiende a llevarse muy bien con ellas.

Es un perro valiente y seguro de sí mismo, lo que lo hace ser un buen perro de alerta. También, por supuesto, es un excelente compañero de fatigas para los cazadores a pie.

Es un perro inteligente que aprende relativamente fácil. Puede ser un poco testarudo por lo que se recomienda utilizar entrenamiento de obediencia; el dueño debe mostrar control sobre el perro. No responde bien al entrenamiento con métodos severos y duros.

 

Cuidados y Salud con respecto al Pointer alemán

Su pelo requiere ser cepillado regularmente. Se debe bañar sólo cuando sea necesario.

Es una raza muy activa que necesita ejercicio una o dos veces al día. Si no hace suficiente ejercicio y se le deja solo por largos periodos de tiempo puede volverse destructor. Es la mascota perfecta para una familia atlética. No se recomienda mucho para vivir en un apartamento de reducidas dimensiones ya que necesita espacio amplio en donde pueda mantenerse activo.

Es una raza por lo general muy saludable pero no exenta de algunos problemas de salud, en ocasiones pueden presentar síntomas de epilepsia, displasia de cadera, problemas oculares genéticos, enfermedades de la piel y lesiones cancerosas.

 

¿Eres el dueño ideal para un Pointer alemán?

Como has podido comprobar al leer sus características el braco alemán es un perro de alta demanda y que necesita de unos cuidados e implicación bastante exigente. No es un perro que se adapte a cualquier sitio ni a cualquier dueño. Es un perro de alta demanda y debemos pensarlo bien antes de adquirirlo.

No debes olvidar que el momento de escoger un perro no debe sólo guiarse por nuestros gustos, sino que debemos ver el entorno en el que se desarrolla plenamente el animal. Puede gustarnos un tipo de raza en concreto pero no vivir en la zona o en la casa adecuada para el perro, no debemos pensar sólo en nosotros, sino también en el perro.

Para saber si eres el dueño ideal del braco alemán, comprueba que cumples los siguientes requisitos:

Debes saber que los pointer son perros que no se adaptan a vivir en un apartamento, dado que necesitan un jardín en el que poder ejercitarse y jugar. Esa zona debe estar bien delimitada y cercada para que no pueda escapar y ponerse en peligro.

Si tienes hijos pequeños, aunque el perro es bondadoso y bastante paciente con los niños, sin embargo no es recomendable tener un pointer si los niños son pequeños dado que jugando el perro puede lastimar a los niños, aunque no sea su intención. Por otro lado,  tampoco pueden ser los dueños personas ancianas o con movilidad reducida ya que es un perro con gran fuerza y que en ocasiones pueden resultar difíciles de manejar para este tipo de personas. Son perros que necesitan una vida activa y llena de juegos en los que deberemos participar con ellos.

Suele ser un perro delicado y cuyos gastos veterinarios pueden conllevar múltiples gastos por tratamientos costosos como intervenciones quirúrgicas etc, además los perros grandes comen mucho, por lo que debes tener en cuenta que el desembolso en alimentación puede ser muy relevante, por lo que debes tener en cuenta poder permitirte la alimentación correcta del perro que eliges.

Los perros pointer necesitan mucho tiempo de paseos y ejercicio físico en el que tendrás que acompañarle, por ello hemos indicado que necesitan una vida activa, por ello un dueño activo y además de una educación y entrenamiento, necesitan ser adiestrados, lo cual todo requiere de un tiempo que le debes dar. Si eres una pesona muy ocupada, no dispones de tiempo libre para dedicar a tu mascota de manera enérgica, como largos paseos, carreras y ejercicios de agility, sin duda este no es tu perro.

 

¿Cómo es el braco alemán?

La raza braco alemán, como hemos comentado anteriormente se utilizaba tradicionalmente para la caza, sin embargo, más allá de eso puede ser una mascota excepcional, eso sí depende de su educación y de si su ambiente es el adecuado para él y si se siente agusto.

Sí debes de saber que este tipo de perros suelen tener un carácter fuerte, por lo que se les debe educar desde que son pequeños, los principios de aprendizaje son duros pero si lo hacemos así aprenderá fácilmente las normas de conducta desde los inicios, de lo contrario la reeducación es más difícil puesto que habrá sumido el rol de líder, es decir se creerá el jefe de la familia y el dueño de la casa. Ello nos ocasionará problemas de conducta con el perro.

Es importante saber que su fuerte instinto de caza y su alta energía hace que sea un perro que demanda a diario salir a correr, jugar y ejercitarse, y si no lo hace y acumula energía sin canalizar podría sufrir ansiedad que puede liberar rompiendo o mordiendo cosas, además de volverse un perro desobediente y rebelde. Si recibe los cuidados necesarios y se encuentra estable, es un perro muy fiel y cariñoso que nos devuelve lo mismo que le damos.