Loading...

Mi perro tiene Miedo a los petardos ¿Qué hago?

Llegan las fiestas del pueblo o de la zona donde vivimos y nuestro perro se muere de miedo al escuchar los ruidos de los petardos o fuegos artificiales ¿es normal?, pues sí. No debes olvidar que tu amigo peludo oye mucho más que tú y que si tú ya los oyes fuertes e incluso pueden resultar molestos, imagínate él.

Además debemos tener en cuenta que nuestra persona es consciente en todo momento que los cohetes o fuegos artificiales son símbolo de la fiesta y que no ocurre nada peligroso, pero un perro eso no lo sabe, no sabe por qué se producen estos sonidos ensordecedores.

Pueden tomarlos como una señal de peligro, o algo que desconocen, simplemente por ese motivo puede aparecer el miedo.

Así que si quieres saber qué puedes hacer para remediarlos, a continuación te ofrecemos una serie de consejos que te serán útiles para entenderle en su problema y tratar de solucionarlo.


¿Miedo a los fuegos artificiales, cohetes o petardos?

En el caso de la acustofobia (miedo a los sonidos acústicos o ruidos fuertes) los perros se encuentran afectados por una respuesta emocional automática de alta intensidad ante un estímulo (ruido) que no constituye una amenaza real para el perro, aunque él no lo sabe.

Por lo general, el perro, se siente atemorizado por la señal de peligro y adopta una conducta de protección, normalmente tratará de huir desesperadamente, o bien, esconderse debajo de la cama, en un armario o cualquier otro rincón.

El problema aumenta cuando estamos en la calle ya que desean huir hacia casa (estén lejos o cerca) con el peligro que eso conlleva como cruzar carreteras, perderse, etc.


¿Qué puedo hacer yo para que supere el miedo?

La fobia al ruido tiene su proceso de adquisición en el que influyen muchos factores. Nuestro trato hacia el perro tras el primer petardo será determinante. Por lo general tras el primer petardo el perro mostrará un tanto atemorizado se pondrá a temblar, ladrar o gemir, o incluso varias a la vez ;entonces nosotros inconscientemente trataremos de calmar a nuestro perro, acariciarle, hablarle con voz sosegada y a darle cobijo.

Esta conducta no beneficiará al perro en la instauración de la fobia ya que el miedo del perro se verá reforzado por nuestro comportamiento y el perro asociará que como tiene miedo, es acariciado y tratado de forma suave. Por estos motivos hemos de ser conscientes de que el perro únicamente superará la fobia si se enfrenta a ella, no si lo hacemos nosotros por él.

Por todo ello, lo que deberemos hacer ante el estímulo del ruido será tratar de que nuestro perro se enfrente a ese miedo, para ello mostraremos una situación calmada sea cual sea la reacción de nuestro perro con el objetivo de trasmitir seguridad al perro y que nuestro estado emocional le sirva de guía y actuar como si no pasara nada.

Recordar, que no deberemos regañar ni castigar al perro ante estas situaciones, tampoco deberemos acariciarle ni consolarle, de esta forma, haremos de nuestro perro un pequeño valiente.

Recuerda no acariciarle porque lo asociará como un premio. Debes mostrar seguridad y en ningún caso ponerte nervioso, el perro entenderá a través de tus gestos que no corre peligro y que debe estar tranquilo.


Nuevas técnicas para evitar el miedo a los ruidos

Se trata de unos vendajes antiestrés que puedes realizar tu mismo en tu casa, de forma que el perro se mantiene una postura que le relaja y además concentra su energía en el tronco distribuyendo la energía a través de los cruces de la venda.

El vendaje le hará disminuir sus niveles de estrés y ansiedad, por ello es importante que la pongamos de forma correcta, como puedes ver en la imagen.

Debe ejercer presión en la zona del pecho, cruzar por la espalda (no por la columna, sino por la parte superior de la espalda) y acabar en los cuartos traseros donde la anudaremos en la parte superior.

Varios estudios demuestran su eficacia, acompañando siempre esta técnica de una actitud positiva hacia el animal, explicándole también que no corre riesgo y que debe estar tranquilo, siempre sin acariciarle y sin recompensarle.

  • Valoración del artículo
3.9

Resumen

Mi perro tiene miedo a los petardos