Loading...

Un Perro, una mascota excepcional para cuidar tu corazón

pasear perro

Si alguien es capaz de combatir la pereza de Elena, ese es Mike un perro mestizo de tamaño mediano adoptado el pasado año y que sabe que después de la siesta toca la hora del paseo, por lo que corre a coger su correa con la boca y se la lleva a su dueña para animarle a levantarse.

Elena, una mujer de mediana edad, actualmente sin trabajo, ha ganado un poco de peso, pero desde que ha empezado a notar los efectos de los paseos de su perro, se encuentra mejor, esta más animada, se cansa menos y ha comenzado a perder algún kilo que le sobraba según manifiesta.

La Asociación Americana del Corazón considera que hay datos sustanciales que sugieren que tener un perro como mascota se asocia a una reducción de los factores de riesgo cardiovascular y a una mayor esperanza de vida en aquellos individuos que ya padecen problemas de corazón.

Al repasar la evidencia científica existente, los especialistas americanos explican que la clave de este beneficio podría radicar en la mayor actividad que, habitualmente, realizan las personas que poseen animales domésticos como los perros.

Aunque la tenencia de un perro, en este caso, pueda asociarse a una reducción de riesgo cardiovascular futuro, bien es cierto que el objetivo principal de tener un animal no debe ser conseguir una reducción del riesgo cardiovascular.

Es más, es evidente que la mera tenencia de una mascota, si no va acompañada de un plan regular de actividad física, carece de efecto alguno sobre la reducción del riesgo cardiovascular, simplemente se vuelve menos dificultoso para el dueño, el hecho de mantenerse activo.


¿En qué nos puede ayudar un perro a mejorar la salud?

No significa precisamente que un perro nos ayude expresamente a mejorar la salud, pero en cierta medida un perro contribuye, con su comportamiento, a que nos sintamos bien. Además siempre tratará de protegernos, y en cierta medida tenerle en casa nos incita a tener ratos de actividad con él, como es el caso de Elena y Mike, que hemos comentado anteriormente.

Este no es el único caso en el que un perro cuida de la salud de su dueño, es muy frecuente encontrarnos con noticias que nos despiertan ternura y pasión por los animales, y en especial los perros; quienes en procesos de enfermedad son capaces de notar los signos de alerta.

También existen noticias de rescates que se han podido llevar a cabo por la fidelidad del can, ya que ha sido perseverante hasta el último momento para lograr mantener la salud de su dueño.

Sin ir muy lejos encontramos casos en los que los perros protegen la salud de sus dueños tanto de forma física como emocional; son los llamados perros de ayuda o protección. Y es que, la ayuda de un perro nos puede servir como terapia, y además nos puede servir como protección en casos como la violencia de género o para aquéllas personas que sienten miedo al ir solas o padecer alguna fobia que el animal les ayudará a mejorar.

Se sabe que el cuidado de perros nos hace desarrollar de forma más completa nuestra personalidad y nos hace personas emocionalmente más estables, por lo que tu perro puede ser tu mayor aliado en tu salud emocional, evitando depresiones, ansiedad y estrés.


¿Cómo puede un perro mejorar mi salud psicológica?

Sencillamente, con los detalles. Nuestra salud emocional y psicológica puede atravesar en la vida diferentes problemas y situaciones que un perro nos puede ayudar a sobrellevar, o a llevar mejor. Es el caso de personas que pueden afrontar la pérdida de un ser querido de mejor manera, ya que el perro que les acompañas les entiende en su dolor y tiene muestras de cariño con su dueño que le ayudará a llevar su dolor.

Por otro lado, el perro es un animal que muestra su alegría en el momento en el que llegas a casa, parece como si llevara mucho tiempo sin verte, algo que aprecia la gente que tiene perro ya que ese momento es un momento reconfortante dado que si llegas a casa triste, de mal humor o deprimido, el perro conseguirá sacarte una sonrisa y un motivo por el que seguir luchando.

Un perro puede proporcionarte altas dosis de cariño, comprensión y fidelidad, además de que puede conseguir que seas más activo, tratando de jugar contigo y mantenerte en forma tanto física como mentalmente.

Con el perro, te ves obligado a salir a la calle, a pasear, a hacer que pueda desarrollarse plenamente, puedes incluso apuntarte a caminatas con otros perros, o ir a circuitos o parques de agility para perros; ello hará que puedas conocer gente nueva y aparecerán en tu vida nuevas alternativas y perspectivas de vida, mejorando tu salud mental.

Por otro lado, podemos decir que quienes tienen mascotas entienden perfectamente aquello que intentamos transmitir, pero además pretendemos hacer llegar a aquellas personas que no tienen mascota que el hecho de tener un perro nos puede ayudar en los momentos difíciles además de ser nuestro más fiel amigo. Compartiremos vivencias y formará parte de la familia.

Si estás decidiendo qué perro escoger puedes visitar nuestra web donde te explicamos las características de las principales razas de perros, para que así puedas elegir tu perro ideal según diferentes circunstancias, consúltanos en www.infoperro.com

  • Valoración del artículo
3.6

Resumen

Pasear a un perro mejorará nuestra salud.