Loading...

El ladrido excesivo de mi PERRO ¿Qué puedo hacer?

 Ladrido molestoEl ladrido es el tipo de comunicación más frecuente en los perros, puede estar ligado a diferentes situaciones y significar cosas distintas, por lo general, a través del ladrido los perros expresan su estado emocional (ansiedad, miedo, alegría).

El ladrido de un perro es hoy en día el problema de comportamiento más consultado por sus dueños ya que pueden llegar a generar situaciones de estrés continuadas y molestar a la familia o a los vecinos.

 

Tipos de ladrido

Se pueden distinguir principalmente 3 tipos de ladridos:

 a) Ladrido de alarma: Los perros ladran cuando se sienten amenazados con el objetivo de avisar. El ladrido por sí solo nunca será señal de agresividad, para considerar el ladrido como una señal de agresividad debe ir acompañado de la postura corporal, que será la que nos dará la clave.

b) Ladrido por separación: Los perros suelen ladrar cuando sus dueños se van o cuando se quedan solos, éste ladrido se debe generalmente a un estado emocional de ansiedad y nerviosismo por separación de sus dueños.

c) Ladrido por atención: Los perros saben que sus ladridos causan acciones y reacciones en las personas que les rodean. Cuando ladran las personas les temen, les atienden, les acarician, sus dueños en ocasiones se enfadan…, en definitiva, se les presta atención. Por todo ello, los perros saben llamar la atención, y lo hacen a través del ladrido.

Los propietarios en ocasiones mostramos posturas de enfado ante el ladrido lo que no suele favorecer a la desaparición del ladrido por atención, sin embargo, la ausencia de atención por nuestra parte es la que deberá reducir la frecuencia del ladrido y la posibilidad de que no se repita en un futuro.

 

¿Por qué ladran?

Los perros ladran con el objetivo de comunicarse, a través del ladrido, los perros son capaces de mostrar su estado emocional, ladran de alegría, de tristeza, por miedo, por ansiedad, etc… .  Sin embargo, un ladrido no controlado puede provocar situaciones de estrés incómodas y puede molestar al vecindario, por lo que el excesivo ladrido del perro se debe de controlar para evitar problemas mayores.

 

Consejos para evitar el ladrido excesivo

Entre los consejos a tener en cuenta, con el objetivo de adiestrar a nuestro perro y evitar un ladrido descontrolado, podemos describir los siguientes:

  • Nunca acaricie ni tranquilice a su perro si ladra por miedo. Con esto estaremos reforzando su comportamiento que es el que trataremos de evitar. Ya que el perro interpreta que con el acariciado le estamos reconociendo un buen trabajo. No debemos acariciarle cuando ladra.
  • Si su perro ladra pidiendo algún juguete, una galleta, comida, sacarle de paseo, etc. No ceda a sus demandas y recompense la conducta indeseable. Espere hasta que él se haya callado para darle su recompensa o para complacerle.
  • Reprimir el ladrido excesivo es una técnica muy común, pero no hay dedicarle mucho tiempo, ya que el perro se acostumbrará a captar la atención. Enseñe a su perro la palabra «Silencio» o «NO» para que sepa que es una orden y que sepa que es lo que tiene que hacer.

Para enseñar «Silencio» o «NO» a su perro podrá necesitar producirle al mismo tiempo un estimulo negativo, (por ejemplo; rociarle en la boca agua mezclada con limón ya que es algo desagradable para ellos). Cuándo su perro ladre y no deba, rocíele un poco en la boca añadiendo la palabra «Silencio» o “No” con un tono de voz fuerte. Él sabor será una respuesta negativa a ladrar y él aprenderá a dejar de ladrar para evitarlo. Este método se debe usar a los 2-3 segundos de ladrar, de lo contrario no surtirá efecto.

  • Acaricie y recompense a su perro cuando él este callado. Los perros desean complacer a las personas, así también aprenderá a que complace cuando está él permanece callado. Cuando seamos conscientes que nuestro perro ha sido expuesto a un estimulo donde en circunstancias normales habría ladrado, pero decidió no hacerlo, recompénselo con caricias, galletitas, snacks y prestándole más atención.
  • Nunca golpee, maltrate o mantenga la boca de su perro cerrada. Esto sólo enseñara a su perro a tenerle miedo y puede ocasionar incluso más problemas como que ladré más por miedo.

Collar antiladrido de citronela

Cuando estas sencillas pautas de adiestramiento fallan puede recurrir a unCollar Anti ladrido” Estos pueden ser de spray con citronela u otros compuestos desagradables para el perro, o bien, electrónico. Estos collares deben de utilizarse de forma adecuada bajo el control de su dueño.

El collar de citronela es un collar que contiene un depósito de solución de citronela que rocía debajo de la cara del perro cada vez que él ladra. El olor es agradable a los humanos, a los perros no les agrada pero tampoco les perjudica.

Un collar de citronela se considera poco agresivo y se consiguen resultados positivos en un 80% de los casos.Ya que el perro interpreta que con el acariciado le estamos reconociendo un buen trabajo. No debemos acariciarle cuando ladra.

Ultrasonidos para el ladrido

Podemos encontrar unos aparatos que emiten ondas alfa cuando ellos ladran, un ultrasonido que las personas adultas no escuchamos y que será molesto para el animal, por lo que acabará asociando que ese sonido se produce cuando él ladra y dejará de hacerlo.

Existen experiencias negativas con este tipo de ultrasonidos ya que hay perros que ladran continuamente al ultrasonido y por ello, hay personas que contradicen su efectividad por este motivo.

Existen otros métodos para controlar los ladridos, como los collares de adiestramiento que liberan pequeñas descargas cuando así lo solicitamos o cuando perciben que ladran, lo cual no es muy recomendable ya que reprimimos la necesidad de comunicarse del animal.

  • Valoración del artículo
5

Resumen

El ladrido excesivo de mi perro ¿qué puedo hacer?