«

»

Mi perro pide mi comida

 

Perro pide mi comida

Muchos dueños se quejan de que sus perros no les permiten comer tranquilos, ya que cuando empiezan a comer, sus perros al oler la comida no dejan de pedir de forma insistente hasta que la mayoría de dueños terminan dándosela para que se calmen y les dejen un poco tranquilos. Por lo general, los dueños suelen estar acostumbrados a este hábito y a la insistencia de sus perros, pero el problema llega cuando se come junto a amigos o familiares, ya que también llega a molestarles a ellos y convierte la comida algo molesto e incómodo para los dueños, ya que en ocasiones ladran, gimen, se estresan mucho, e incluso arañan con las patas.

 

 

 

¿Por qué pasa esto?

 

Debemos de tener claro que se trata de una conducta por lo general, persistente en el tiempo, que hemos reforzado sin ser conscientes de ello. En dicha conducta, el perro realiza todo tipo de peripecias para conseguir algo de comida y al final, por unas cosas o por otras, siempre consigue su trocito de comida, un pedacito de pan, un pedacito de carne…, y si no lo consigue hoy pues lo conseguirá mañana. Con este comportamiento se está consiguiendo un refuerzo intermitente de dicha conducta lo que hará más difícil su corrección.

A todo esto hay que añadir que, la mayoría de las personas empiezan a darles de nuestra comida a sus perros por el gran cariño que les tienen pero no se imaginan que este pequeño gesto de cariño ocasionará un problema de comportamiento en un futuro próximo y además irá en detrimento de la salud nutricional del perro. En muchas ocasiones, el hecho de dar de nuestra comida al perro, ocasionará una falta de interés de éste por el pienso seco, y debemos de pensar que lo mejor para el perro es darle un pienso de alta calidad con el que garantizar el equilibrio nutricional.

 

¿Qué se puede hacer?

 

En términos de adiestramiento canino, cuando reforzamos una conducta estamos aumentando la probabilidad de que se repita en el futuro. Por tanto, si retiramos el refuerzo de forma permanente la conducta ya no tendría razón de ser y desaparecería. Este proceso se llama “Extinción” y consiste básicamente en retirar el refuerzo de una conducta inadecuada. Hay que tener en cuenta que una vez se ha dado el paso de retirar el refuerzo, éste debe de ser firme y mantenido, y no caer en la tentación de darle comida de forma ocasional con el argumento de un día es un día, porque con ello estamos realizando un refuerzo intermitente mucho más difícil de extinguir.

Se ha de ser firme, por ello, aunque parezca obvio, la única forma de conseguir que tu perro deje de pedirte comida mientras estás comiendo es no volver a darle comida nunca más, no es necesario regañarle si el perro insiste y vuelve a insistir, sino ignorarle lo máximo posible.

Llegará un momento en el cual, el estado de nerviosismo e insistencia del perro alcanzará el pico máximo, repito, es importante mantenerse firmes, ya que a partir de ahí la insistencia decrecerá de forma constante (lo que se denomina curva de extinción). Si lo haces de forma consciente y eres persistente en el tiempo finalmente la conducta desaparecerá.

Enlace permanente a este artículo: http://www.infoperro.com/perro-pide-comida/