«

»

Pastor Belga

Pastor Belga

 

País de Origen
Tamaño
Peso
Esperanza de vida
 
Belgica
 
 
Grande
 
 
Entre 32 y 42 kg
 
 
10 – 12 años
 
       
Vitalidad
Ladrador
Instinto de Vigilancia
Instinto de Protección
Alto Alto Alto muy alto
Relación con niños
Relación con perros
Facilidad Aprendizaje
Necesidad Ejercicio
muy alto medio Alto Alto

 

Clasificación

 

 

  • Clasificación FCI
    • Grupo 1, Perros de pastor y perros boyeros (excepto boyeros suizos).
  • Clasificación AKC
    • Grupo 7, Perros de pastoreo.

 

Descripción de la Raza Pastor Belga

 

 

Dentro de la raza del Pastor Belga existen 5 sub-razas o variedades dentro de la misma raza que son: Groenendael, Laekenois, Tervueren, Malinois y Drako. Según la FCI se trata de variedades dentro de la misma raza, mientras que el AKC sólo reconoce el Groenendael bajo el nombre de Pastor Belga.

Todas estas variedades poseen prácticamente las mismas características son inteligentes, obedientes, trabajadores, fieles, son aproximadamente del mismo tamaño, aunque se diferencian superficialmente por su apariencia y pelaje.

El Pastor Belga, es un perro protector que destaca por ser un perro guardián de su casa y de su familia, es un perro que se lleva muy bien con los niños y les encanta protegerlos.

Es un perro que por su inteligencia y capacidad de trabajo ha sido utilizado como “Perro Policía” o “Perro Guía” compitiendo con su pariente el Pastor Alemán.

Por lo general, poseen una cabeza fuerte con ojos almendrados y orejas triangulares y puntiagudas de tamaño mediano y erguidas, con cuerpo fuerte y musculoso y patas bien definidas.

Son de color negro por lo general y el pelaje varía en función de la variedad de la que se trate. El pelaje del Groenendael es abundante y un poco áspero al tacto, el del Laekenois se suele distinguir más bien por su color tipo leonado-rojizo. El Tervueren posee un pelaje abundante en todo su cuerpo incluido patas y cola. El Malinois posee un pelaje corto, denso, áspero e impermeable.

 

Historia y Origen del Pastor Belga

 

 

Durante el siglo XIX los perros pastores de Europa eran heterogéneos y no tenían estándares definidos. A medida que los países europeos desarrollaron un mayor orgullo nacionalista, los amantes de los perros empezaron a desarrollar razas de perros que pudiesen ser identificadas con sus propios países. Por ello, a finales del Siglo XIX, un grupo de personas dirigidas por el profesor Adolphe Reul de la escuela veterinaria de Cureghem empezaron a desarrollar una raza de perros de pastores propios de Bélgica.

El 29 de septiembre de 1891, se funda en Bruselas el “Club del Perro de Pastor Belga”. Al año siguiente el Club del Perro de Pastor Belga promulga el primer estándar de la raza, reconociendo tres variedades de pelo: pelo largo, pelo duro y pelo corto.

 

Carácter y Comportamiento de los Pastores Belgas

 

 

El carácter del Pastor Belga es, ciertamente, su mejor baza. Su comportamiento le distingue del resto de razas de perros de pastor. Sus rápidos reflejos, su carácter impulsivo y emotivo y su hipersensibilidad son muy característicos.

El Pastor Belga es muy afectuoso y cariñoso. Es leal e inteligente. Le encanta jugar al aire libre y es un gran compañero para los niños. Es extrovertido y amable con la gente pero puede ser un poco reservado y tímido. A la vez también es serio y vigilante, con unos instintos protectores y territoriales muy fuertes.

Es un perro muy activo, con mucha vitalidad y que necesita mucho ejercicio. Recuerde que el aburrimiento es la causa más frecuente de problemas. El propio aburrimiento puede ser la causa de comportamientos compulsivos, como que muerdan piedras, que se laman continuamente, que persigan su cola, que ladren constantemente, etc. El perro nunca debería estar aburrido, ya que si no, buscará cosas que hacer, y esto podría ponerse de manifiesto en forma de pasatiempos que podrían resultar desagradables o irritantes para usted.

 

Cuidados y Salud con respecto al Pastor Belga

 

 

Es un perro que necesita canalizar la energía que desprende mediante ejercicio físico. Si el Pastor Belga ha de vivir encerrado en una casa es indispensable que haga ejercicio diario y que queme sus energías corriendo por el campo. De lo contrario es posible que el perro se vuelva bastante nervioso. 

El Pastor Belga es un perro bastante fuerte y sano pero en ciertas ocasiones puede padecer de forma hereditaria displasia de cadera y en algunos casos también epilepsia, atrofia progresiva de retina y cataratas. El Pastor Belga ha sido siempre una raza relativamente sana. No necesita cuidados especiales y su incidencia de problemas médicos es baja. Puede, si se le cuida bien, pasar toda su vida sin necesitar los servicios de un veterinario, a excepción de las visitas rutinarias. Lo más probable es que su perro no se vea afectado por ninguna de estas dolencias hereditarias.

Enlace permanente a este artículo: http://www.infoperro.com/pastor-belga/