«

»

Labrador Retrevier

Labrador Retriever

 

País de Origen
Tamaño
Peso
Esperanza de vida
 
Canadá
 
 
Grande
 
 
Entre 28 y 38 kg
 
 
10 – 12 años
 
       
Vitalidad
Ladrador
Instinto de Vigilancia
Instinto de Protección
Alto bajo bajo muy bajo
Relación con niños
Relación con perros
Facilidad Aprendizaje
Necesidad Ejercicio
muy alto muy alto muy alto Alto

 

Clasificación

 

 

  • Clasificación FCI
    • Grupo 8, Perros cobradores de caza, perros levantadores de caza y perros de agua.
  • Clasificación AKC
    • Grupo 1, Perros de muestra.

 

Descripción de la Raza Labrador Retrevier

 

 

El Labrador es un perro muy popular con un carácter muy flexible y moderado. Es un estupendo perro de compañía que se lleva muy bien con toda la familia y con los niños pequeños.

Posee un cuerpo atlético y es muy ágil. Su cabeza es ancha, de fuertes mandíbulas, sus ojos son de color pardo o avellana, con orejas de forma triangular que le caen sobre las mejillas. La cola es gruesa y robusta en la base, afinándose en su extremo.

El pelaje posee una capa exterior dura, densa y lisa y una capa interior densa e impermeable.

Los colores más habituales son, el negro, el castaño y color crema tirando a amarillo.

Son una raza muy inteligente, por ello han sido empleados para funciones muy diversas, como, perro policía, o perro lazarillo.

 

Historia y Origen del Labrador Retrevier

 

 

Esta raza tiene su origen al noreste de Canadá, pero no en Labrador, sino en las islas de Terranova (Newfoundland). Su ascendencia muy probablemente nunca se llegue a conocer, sólo que es una raza que desciende de los perros llevados por los exploradores y primeros pobladores europeos a esa región. Fueron dos las razas que se desarrollaron en un estado natural. Una de esas razas fue el Labrador Retriever, la otra fue el Terranova. Existen referencias del Labrador ya en 1822 donde se le denominaba en aquél entonces “Perro de Agua Pequeño”, en comparación con el Terranova.

El Labrador Retriever eran utilizados y trabajaban para los pescadores de la época, encargándose de llevar a cabo varias funciones. Unos trabajaban desde tierra. Se lanzaban al agua a traer las cuerdas, atadas a una boya, de las redes. Otros iban en los botes, lanzándose al agua de igual manera, para llevar las cuerdas de las redes hasta la costa donde le esperaban otros pescadores. Se empleaban estos métodos ya que era peligroso para los botes acercarse mucho a la costa. Los que iban en los botes también se encargaban de recoger todo lo que se cayera fuera de borda.

Estos pescadores vendían la pesca en Inglaterra. Eventualmente alguien se fijó en los perros y comenzaron las ofertas. Llegando a ser una línea complementaria para los pescadores el vender sus perros a los aficionados a la caza. Está documentado que su pariente, el perro Terranova, ya se había encontrado en Gran Bretaña por el año 1786, por lo que se estima que el propio Labrador Retriever en esa fecha también habría realizado su travesía hacia el otro continente.

A finales del siglo XIX en Terranova, Canadá, se implantaron impuestos (Newfoundland Sheep Protection Act, 1885) sobre los perros y el Labrador Retriever comenzó a desaparecer en su tierra natal. Mientras aquello sucedía, en Inglaterra se impuso una ley (Quarantine Act) que demandaba que todo animal que se importara tenía que permanecer en la propiedad de un veterinario bajo sus observaciones en cuarentena por seis meses. A estas circunstancias se añadió el hecho que la industria pesquera de Terranova había disminuido su tamaño en gran proporción. El resultado siendo que los criadores en el Reino Unido no lograban importar sangre nueva mientras que en Canadá desaparecía la raza. A consecuencias de estos impedimentos, comenzaron los cruces. No se hizo con la intención de mejorar la raza, sino porque no había suficientes perros labradores y sus cualidades eran muy deseadas. Se le cruzó con el Retriever de Pelo Liso,  el Retriever de Pelo Rizado, y otras razas de caza. Fue poco lo que cambió el Labrador Retriever en apariencias externas, pero sus instintos de cazador se desarrollaron aun más.

 

Carácter y Comportamiento de los Labradores

 

 

La principal característica y la más notable del labrador retriever es su carácter equilibrado. Debido a su apariencia amigable y su espectacular carácter extremadamente sociable, esta raza canina ha sido y continúa siendo de las más populares del mundo. Además, la estabilidad de carácter de estos perros los ha convertido en grandes socios de la humanidad, colaborando como perros de rescate, perros de terapia, perros de asistencia y muchas otras funciones.

El labrador retriever es sociable, amigable, muy leal a sus dueños y sobretodo muy inteligente. Esta raza es fácil de entrenar, por lo que resulta una buena compañía si se cuenta con el tiempo y el espacio suficiente.

El perro labrador suele ser muy cariñoso y juguetón con los niños e incluso con otras mascotas o razas de perros, aunque eso sí, es conveniente siempre que sea bien socializado desde cachorro. Un labrador retriever correctamente socializado será sin duda una excelente compañía para los niños.

La afición que tiene el labrador retriever por el agua es una de sus características conductuales. La raza también presenta una fuerte predisposición al cobro, por lo que es fácil enseñarles a traer cosas.

 

Cuidados y Salud con respecto al Labrador

 

 

Esta raza desprende mucha energía y necesita realizar ejercicio. Por esto, aunque puede adecuarse a vivir en un apartamento de reducidas dimensiones, es necesario que reciba largos paseos y pueda jugar con otros perros.

Además, los labradores suelen tener una adolescencia prolongada, por lo que no son las mejores mascotas para personas que prefieren llevar una vida sedentaria. Sí son una buena opción para quienes quieren disfrutar de actividades físicas al exterior.

En cuanto a su pelaje, no resulta difícil de mantener, basta con un cepillado frecuente, de al menos una vez por semana, y un baño cuando sea necesario. Esta raza pierde pelo constantemente,  por lo que el cepillado es fundamental para mantener el buen estado del pelaje y evitar que vaya desprendiendo pelos ensuciando su hogar.

El labrador retriever no presenta una tendencia alarmante a desarrollar enfermedades caninas particulares, pero su gran popularidad ha dañado en cierta medida la cría responsable de la raza. Algunas enfermedades relativamente frecuentes en esta raza son: displasia de cadera, displasia de codo, problemas de la vista y obesidad.

Enlace permanente a este artículo: http://www.infoperro.com/labrador-retrevier/